Tamaño letra:

Un total de 41 niños de entre cuatro y nueve años de edad, han disfrutado hasta hoy, de la Escuela Municipal de Verano en La Villa de Don Fadrique, que ha tenido lugar en el Aula del Colegio Público “Ramón y Cajal” de la localidad fadriqueña, desde el pasado 1 de julio de lunes a jueves en horario de nueve y media a once y media de la mañana para los niños de 7 a 9 años de edad, y de once y media a una y media del mediodía para los de cuatro a seis.

Las diferentes sesiones que se han programado para cada uno de los días en los que se ha desarrollado esta actividad veraniega, han estado dirigidas por dos monitores culturales y cuatro monitores en prácticas en uno de los actos que ha programado el Centro Social del Ayuntamiento de esta población toledana.

Los niños han aprendido jugando con el pasa la pelota, el juego del Pato, juegos de agua, la Cola del Burro, el Mar y la Tierra, ¿Quién se ha perdido?, Color color y carrera de gusanos, la ballena y el tiburón dentro del agua, las carrera de limones, juegos de mesa, caza de globos o el juego del pozo.

Además han realizado manualidades para aprender a hacer cocina fría, la preparación de un disfraz, la pintura de globos, la realización de guirnaldas, los títeres de plato, las tres en raya, las mariposas de pinzas o la pócima de la bruja. También se han trabajado los colores sobre láminas, botellas de agua, maquillaje corporal, la realización de un cometa, realización de un mural y dibujos de animales o la manualidad la Oruga grande y la Mariposa.

El aprender divirtiéndose se ha prolongado también a otras manualidades como “Doña Gallina”, una sesión de reciclaje, realización de un mural sobre el circo, o una careta de payaso, y se ha tenido también como objetivo, potenciar la convivencia entre todos los pequeños incentivando conversaciones y minidebates sobre temas como qué se ha hecho en el fin de semana, las adivinanzas y las lluvias de ideas sobre los alimentos o la naturaleza, entre otros.

Todo ello con el fin de garantizar a los padres de los niños que han asistido a esta Escuela de Verano, que puedan compatibilizar la vida familiar y laboral en estos días estivales en los que los más pequeños de la casa gozan de vacaciones al finalizar el curso académico a mediados del mes de junio. A la vez, se han trabajado valores aprovechando la capacidad creativa y de convivencia que la gente menuda tiene a esta edad.

Otras imágenes