0
0
0
s2smodern
Tamaño letra:

colocacionluminarias

Manifiesto institucional realizado por el Ayuntamiento de La Villa de Don Fadrique para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia de Género

 

En 1999, la Organización de Naciones Unidas dio carácter oficial al 25 de noviembre y fue declarado “Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres.” Hoy, 25 de noviembre de 2008, el Ayuntamiento de La Villa de Don Fadrique celebra este acto para mostrar su repulsa y denuncia ante una de las manifestaciones más virulentas de la discriminación por razón de sexo: la violencia que se ejerce contra las mujeres.

La Violencia de Género no es un problema de las mujeres. Es un problema de todos. No es un problema del ámbito privado de la pareja o familiares, sino que afecta a la sociedad en general.

Este problema no se soluciona con silencio y resignación. Todos tenemos en nuestro entorno más cercano, madres, hijas, hermanas y otros tipos de relación de afecto con mujeres que son importantes en nuestras vidas y que pueden ser susceptibles de malos tratos. Por eso hay que alzar nuestra voz para decir ¡¡basta ya!! ¡¡No más muertes!! Entro todos podemos y debemos evitar esta lacra social. Tenemos que tener claro que la Violencia de Género no desaparecerá mientras no acabemos con la discriminación que las mujeres sufren en esta sociedad. La Violencia de Género existe porque existe una relación desigual entre hombres y mujeres.

Este problema que atenta contra los Derechos Humanos, debe ser abordado desde una perspectiva integral por todos los agentes involucrados en el tratamiento de la Violencia de Género. Es por tanto, un trabajo de transformación social, intenso y cotidiano, el que tenemos por delante, en todas y cada una de las esferas en las que nos movemos, para que el 25 de noviembre deje de ser una fecha de necesaria reivindicación.

El Ayuntamiento de La Villa de Don Fadrique se reitera e insiste, una vez más, en la condena contundente de la violencia hacia las mujeres, y es nuestro firme compromiso el seguir trabajando para su erradicación.

Finalizo con una frase de una excepcional mujer: Clara Campoamor. “He acusado las injusticias porque no quiero que mi silencio las absuelva.”

lecturamanifiestosytemplete

Manifiesto realizado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia de Género

 

El 25 de noviembre fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer en el primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá en julio de 1981. En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas le concedió a esta fecha carácter oficial, reconociendo el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Desde esta declaración, son casi diez años los transcurridos y muchos son los logros conseguidos en materia de igualdad y lucha contra la violencia de género. En nuestra región, la presencia de las mujeres es cada vez más clara e importante gracias a su participación en el mundo laboral, político, cultural, científico y social; como resultado avanzamos hacia una sociedad más justa, solidaria, tolerante e igualitaria.

Un 25 de noviembre más, como cada año, esta fecha nos recuerda lo que queda por hacer: seguir trabajando y aunar fuerzas para combatir y acabar contra este terrible fenómeno.

Desde que la violencia contra las mujeres dejó de considerarse un problema privado y pasó a definirse como un problema social, han sido muchas las medidas activadas para hacer frente a esta realidad. Así, se han aprobado leyes innovadoras y de gran importancia en materia de igualdad y de prevención de violencia sexista, se han activado recursos de atención, apoyo y orientación para las mujeres víctimas de la violencia de género y día a día se ponen en marcha medidas y programas que, impulsados por las asociaciones de mujeres y promovidos por instituciones públicas pretenden erradicar estas conductas discriminatorias y violentas.

Pese a todos los avances, en lo cotidiano se siguen vulnerando derechos fundamentales de las mujeres, viéndose afectada su dignidad y su libertad mediante las prácticas violentas que las mujeres sufren cada día sólo por el hecho de serlo.

La violencia de género desaparecerá cuando las mujeres dejen de ser ciudadanas de segunda y participen de forma igualitaria en esta sociedad. Desaparecerá cuando dejen de estar a la cabeza de las cifras de pobreza, de las listas de desempleo, de sufrir la infravaloración de sus trabajos y los problemas de conciliación de la vida personal, familiar y pública. Desaparecerá cuando se deje de usar su imagen como un objeto de consumo, cuando sus palabras se oigan con el mismo volumen que se escuchan las de los hombres y cuando se las nombre y visibilice en todos los espacios sociales.

Por todo esto, cada persona o institución tiene un compromiso en la lucha contra la violencia hacia las mujeres. Porque la violencia no es cosa de ellas, porque la violencia no es cosa de otras, porque la violencia es cosa de todas y cada una de las personas que conformamos esta sociedad. Tan sólo asumiendo una responsabilidad compartida podremos hacer desaparecer la mayor lacra que sufre nuestra sociedad: la violencia de género. Tan sólo asumiendo una responsabilidad individual podremos forzar su desaparición y, por ende, contribuir al progreso social.

Con el deseo de que en el futuro no haya ningún motivo para conmemorar el día 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Con el convencimiento de que no existen barreras ideológicas ni políticas que pongan freno a una lucha común contra la violencia sexista, se firma este manifiesto, mediante el cual cada firmante, adquiere el firme compromiso de luchar contra todas las manifestaciones de violencia que sufren las mujeres en esta sociedad, mostrar rechazo a todos aquellos que la ejercen, promover el cambio social mediante una posición de tolerancia cero frente al machismo y no ser cómplices con el silencio.

colocacionluminarias2